La Comunidad permitirá subir sillas o coches de bebé desplegados a los autobuses.

El Gobierno regional ha anunciado que modificará el Reglamento de Viajeros del Transporte Interurbano de la Comunidad de Madrid, así como el de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, para que los padres pueden acceder a los vehículos con sus coches, sillas o carritos de bebé abiertos.

Los carritos, coches y sillas de niño deberán contar entre su equipamiento con dispositivos de seguridad que permitan la retención de los menores, y los usuarios de los autobuses tendrán que situarlos en la zona reservada para sillas de ruedas.


Lo que no ha comunicado la Empresa Municipal de Transportes es si pondrán más autobuses, cosa que vendría muy bien y así se evitaría la saturación y la impuntualidad en alguna de las líneas de autobús.