No hay duda, ya estamos casi en Navidad, no sólo por los belenes, las luces navideñas o los puestos de vendedores de figuritas para el belén que hay por todo Madrid, es que, además, ¡está nevando!

Una buena manera de combatir el frío que hace hoy puede ser haciendo una ruta por los belenes que hay por toda la ciudad. Uno de los más grandes se encuentra en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol. Allí podemos ver el tradicional Belén en el que no falta ninguna figura, desde el ángel anunciador, los Reyes Magos y los protagonistas, La Virgen, San José y el niño Jesús.

Después de ver el Belén podemos ir a tomar un chocolate caliente con unos churritos para entonarnos e ir a la Plaza Mayor a comprar el abeto, si es que no lo hemos comprado ya, alguna figura que nos falte al belén o unos nuevos adornos navideños.
Este año en la Plaza Mayor sólo encontraremos artículos navideños. En mi opinión, este año están mucho mejor organizadas las casetas de venta de artículos navideños que en años anteriores. Lo que no ha cambiado es el olorcillo de los abetos que hay por la plaza.



Los que quieran comprar artículos de broma, como las tradicionales pelucas de origen incierto, pueden hacerlo en la cercana plaza de Santa Cruz, es allí donde se han trasladado todos los puestos de artículos de broma.

Si todavía no te has helado de frío, esta tarde la Plaza de Oriente se llenará de ángeles voladores que llenarán de plumas toda la plaza. Imagino que la nieve y la lluvia fastidiarán un poco el evento y las testas de la gente porque las plumas y agua son muy mala combinación, así que ponte un gorro.