En Madrid hay dos monumentos que nunca nos hubiese gustado tener a los madrileños, los dos recuerdan a los 192 asesinados el 11 de marzo de 2004 en el peor atentado terrorista ocurrido en Europa.

Uno de ellos está en la estación de Atocha, que fue uno de los lugares donde estallaron las bombas de los terroristas. El otro monumento se encuentra en el cercano parque del Retiro y es conocido por todos como el Bosque de los Ausentes.

Este bosque no es exactamente un bosque, es una pequeña colina artificial en la que se plantaron 192 árboles, 22 olivos y 170 cipreses por cada uno de los asesinados en aquellos atentados.
La elección de estos árboles no fue casual, el simbolismo que tienen y su longevidad convierten a estos árboles en un monumento casi para toda la eternidad.

Los atentados de aquella horrible mañana de marzo nos hicieron mucho daño a los madrileños y al resto de los españoles, fue un golpe muy bajo que, por mucho que no queramos reconocerlo, nos sacudió donde más nos dolía. Creo que no exagero mucho si digo que después de este atentado y los hechos que sucedieron después, no hemos vuelto a ser los mismos.

El Bosque de los Ausentes es un grupo de árboles más del Retiro pero, no son unos árboles cualquiera, es imposible pasar por allí y al ver esos árboles no recordar aquel atentado, las imágenes de los trenes, las llamadas de teléfono que nos hicimos para saber si los nuestros estaban bien, el miedo, la incertidumbre y todas aquellas horribles sensaciones que vivimos. Los olivos y cipreses que, desde hace miles de años, han sido parte de nuestro paisaje, en este lugar cobran un simbolismo especial.

Posiblemente sea el único lugar del Retiro en el que la gente habla más bajo y sería el más silencioso si no fuese por la cercanía de un polideportivo en el que los chavales hacen deporte.

Hoy se cumplen cinco años de la matanza que, igual que las de Nueva York, Londres, Bali o Bombay, murieron cientos de personas a las que nunca olvidaremos.

13 comentarios

  1. Germanico // 11 de marzo de 2009, 4:53  

    Sumo los atentados de Buenos Aires de 1992 y 1994, que se llevaron casi 120 personas entre ambos.

    Y a diferencia de lo que pasó en España, aquí en Argentina esos crimenes quedaron impunes. Me maravillé cuando supe que en 4 años España había juzgado a los criminales. Aquí vamos por el año 17 y 15, y nada. Del ultimo, el unico detenido estuvo 10 años preso hasta que tuvo que liberárselo por el hecho de que no puede tenerse tanto tiempo encerrado a una persona sin proceso.

    En este Tercer Mundo no solo tenemos horror sino falta de justicia.

    Saludos

  2. Winnie0 // 11 de marzo de 2009, 7:52  

    Hoy me repito mucho...yo hoy voy a soñar...con los que se vieron arrebatados de su derecho a hacerlo. Todos tendrían sus sueños...yo no sé vivir sin ellos. Hoy por mi parte soñaré con que algo así no vuelva a pasar nunca.. Besos.

  3. anapedraza // 11 de marzo de 2009, 8:06  

    Tienes razón, no hemos vuelto a ser los mismos. Hoy en el tren venía muy triste.

    MIGUEL

  4. Duki // 11 de marzo de 2009, 10:46  

    Muchas cosas cambiaron ese 11 M. Demasiadas

  5. Matritensis // 11 de marzo de 2009, 10:47  

    Germanico, pues si lees la prensa española de hoy no te maravillarías tanto, todavía las cosas no parecen estar claras para algunos, para otros la cosa está clarísima.

    Winnie, creo que sentimos lo mismo, me entristece mucho pensar el los sueños rotos de la gente, que son como los tuyos o los míos pero que por una casualidad o por el destino la vida te coloca en un lugar en el que acaban con los sueños.

    Miguel, ahora comprendo mucho mejor que digas eso.
    Un abrazote

  6. Matritensis // 11 de marzo de 2009, 10:50  

    Duki, lo que me asusta es que de esos cambios no he podido sacar nada positivo todavía, culpa de ello la tiene la política que unos y otros, lejos de calmar, han envenenado a la gente, eso es terrible.

  7. TitoCarlos // 11 de marzo de 2009, 12:44  

    Claro que hoy es un día triste para la mayoría, pero pensando en positivo, no somos como antes. Yo he cambiado la mirada hacia muchas personas desde que sé que estamos en el mismo saco. Desde ese día.

  8. Hefestión // 11 de marzo de 2009, 13:23  

    Solo Dios lo sabe y alguno más.¿Quién lo preparó,ordenó y financió? ¿Por qué lo hicieron en ese momento tan especial? ¿ Qué pretendían? Y sobre todo ¿ solo querían asesinar a 192 españoles o tenían otra finalidad como siempre ocurre con las acciones terroristas? Tal vez no merezca la pena para algunos tener respuesta a estas preguntas, pero eso no creo que sea ningún bálsamo que sirva para restañar las heridas de las víctimas,sino muy al contrario.
    Cinco años ya, toda una eternidad de sufrimientos para las familias de las víctimas que hoy mismo declaran bien alto que se sienten olvidadas por las instituciones.
    Solo una cosa tengo clara: que el 11 de Marzo de 2004 fuero asesinados brutalmente 192 españoles y que siempre estaremos dispuestos a recordarlos como se merecen.

  9. anapedraza // 11 de marzo de 2009, 13:43  

    Es verdad que muchos se sienten olvidados, pero cuando llega este día siempre hay alguien que se une al dolor de las víctimas. Por lo menos no se olvida.

    MIGUEL

  10. Mercedes // 11 de marzo de 2009, 14:20  

    Claro que fue triste, fue terrible, angustioso. Creo que nadie debería nunca olvidar ese día ni los que siguieron.

    saludos a todos

    Mercedes

  11. mcarmen // 11 de marzo de 2009, 16:52  

    Efectivamente, hay un ANTES y DESPUÉS de esa fecha...

  12. Matritensis // 12 de marzo de 2009, 9:26  

    Mercedes, yo creo que nunca he vivido una situación tan agustiosa en mi vida, el ver que todo se pone en duda y ver cómo se tambalea la sociedad me angustia.

    Mcarmen, sobre todo para las familias y amigos de las víctimas, que son víctimas también.

    Miguel, eso es lo importante, recordar y nunca olvidar a las víctimas ni a sus familias.

    Hefestión, algún día todo quedará claro, eso seguro, el tiempo siempre da la razón.

    Titocarlos, pues a mí me pasa lo contrario, soy más pesimista y confío menos en la gente. Fui testigo de varios sucesos los días posteriores al atentado que me dejaron tocado creo que para siempre, todavía hoy veo que mucha gente da por bueno cosas que a mí me parecen terribles.

  13. Cigarra // 12 de marzo de 2009, 18:09  

    Todos recordamos con precisión dónde estábamos en el momento de los atentados del 11M hace cinco años. Y por más que nuestros políticos quieran mercadear con las victimas y ningunearlas, la gente de la calle, no olvidamos; Yo tuve que pasar muchas veces por Atocha hasta conseguir pasar por allí sin llorar. Y seguiremos recordando a los que murieron y a los que han tenido que seguir viviendo con las secuelas terribles.