Las obras de la Plaza de Callao están casi terminadas, parece ser que para finales de mes, aprovechando que la plaza ya es peatonal, van a instalar una pista de hielo y un gigantesco árbol de Navidad. Será una especie de imitación al Rockefeller Center de Nueva York a la madrileña.
La pista de hielo tendrá 140 metros cuadrados y, lo más importante, los gastos corren por cuenta de El Corte Inglés. Se pretende con ello crear una atracción, con afluencia masiva de gente y nada menos que a las puertas del Corte Inglés, un reclamo publicitario magnífico.

También se instalará un abeto de 20 metros de altura que será coronado con una estrella de cristal de 180 kilos, ahora mismo se está fabricando en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Imagino que se pretende crear un símbolo navideño muy rentable ya que, El Corte Inglés otra vez, ha encargado 4.000 réplicas de esta estrella para venderlas en sus centros. Hay que decir que el abeto y la estrella, corre por cuenta del Ayuntamiento, eso lo pagamos todos con nuestros impuestos.

Esta es una imagen de cómo será la plaza de Callao dentro de pocas semanas.

Personalmente me parece fenomenal que por iniciativa privada se hagan este tipo de atracciones, sólo temo por el gusto estético de la pista de hielo, teniendo en cuenta que no hay ni un solo edificio del Corte Inglés que sea bonito pero, el mayor de mis temores es el más que probable colapso que se creará entre Plaza Mayor, Sol, Callao y Gran Vía debido a los puestos navideños de la Plaza Mayor, Cortylandia, todas las calles comerciales de la zona y, ahora, la pista de hielo de Callao. ¿El Ayuntamiento es consciente de la marea humana que habrá en tan poco espacio?

Foto y noticia de El Mundo