Cuando hay conflictos armados, los periodistas internacionales suelen alojarse en determinados hoteles que, normalmente, no son atacados por las partes en conflicto. ¡Quién no recuerda durante la guerra de Irak el famoso hotel Al-Rashid!

En Madrid, durante la Guerra Civil Española, hubo un hotel mítico, no sólo por ser uno de los centros de información de numerosos corresponsales de guerra. En él se alojaron personajes como Robert Capa, John Dos Passos o el mismísimo Hemingway que, en este hotel, además de enamorarse de la corresponsal Marta Gellhorn, relataba así la contienda en una de sus crónicas.

"La puerta de mi cuarto está abierta, se escucha el tiroteo del frente a unas cuantas manzanas del hotel.
Tiros de fusil toda la noche. Tabletea la ametralladora. Es una suerte estar tumbado en la cama en lugar de Carabanchel o la ciudad universitaria".


El hotel al que se refiere es el desaparecido Hotel Florida, un bonito edificio construido en 1922 por el arquitecto Antonio Palacios. Este hotel se encontraba en la Plaza del Callao, justo en el solar que ocupa El Corte Inglés.

El hotel sobrevivió a la guerra pero no a la piqueta. En los años sesenta el edificio fue demolido y en su lugar edificaron el espantoso edificio del Corte Inglés que, afortunadamente, casi siempre suele tener la fachada oculta con grandes carteles publicitarios.