Esta tarde comenzó la fiesta de Janucá, la Plaza de la Villa ha sido el escenario perfecto para celebrar esta fiesta del calendario judío.
Es el tercer año que se celebra la Janucá en la calle y ha sido el mejor de todos, con música en directo y todo muy bien organizado.
Uno de los objetivos de Casa Sefard, organizadores del evento, es dar a conocer las tradiciones judías, algo más que es necesario en un país como España, en el que la cultura judía está más arraigada de lo que pensamos, pese a los muchos siglos de persecución.

Después del encendido de la januquía, uno de los encargados de dar un discurso fue el propio alcalde, que agradeció a la comunidad judía de Madrid el poder hacernos partícipes a los madrileños de sus tradiciones. Finalizado el discurso, hubo una actuación con danzas y música en directo.
La noche estaba bastante fría así que nada mejor para calentar el ambiente que con un buen vaso de té, sufganiot y unos bailes con los que hemos entrado en calor.

¡Janucá sameaj!