A pocos pasos de la parroquia de San Andrés, se encuentra la calle de los Mancebos y, como se puede ver en la foto, en la placa de azulejo que da nombre a la calle, aparecen dos jóvenes encadenados, una teja y una daga pero, ¿qué significan estos símbolos?

Antiguamente a los jóvenes se les llamaba “mancebos” palabra que, según la Real Academia de la Lengua, viene del latín y significa, mozo de pocos años, entre otros significados. Dicho esto, podemos empezar a aclarar el significado del azulejo y del nombre de la calle.

Un apacible día de junio de 1217, en el palacio episcopal de la ciudad castellana de Palencia, se encontraba Enrique I de Castilla jugando con unos niños. Que el rey estuviese jugando con niños puede sonar raro pero, no menos raro es imaginar a un rey de 13 años, como era Enrique I reinando, así que lo lógico, es imaginar a un jovencísimo rey haciendo lo propio de su edad, jugar.
La mala suerte quiso que, por accidente, al joven rey le cayese una teja en la cabeza que le dejó inconsciente. Unos días más tarde, el rey moriría a consecuencia de este accidente.

Se culpó de la muerte a dos chavales, fueron acusados de lanzar la teja al rey y, éstos fueron detenidos y enviados a Madrid para juzgarles. Se les encerró en la casa de los Laso de Castilla que, al parecer, se encontraba muy cerca de la parroquia de San Andrés y allí mismo fueron ajusticiados, degollados con una daga.

La calle lleva el nombre de aquellos desgraciados y la placa de azulejo les recuerda.