Hoy comienza oficialmente la campaña electoral para las elecciones autonómicas y municipales, eso significa que durante poco más de dos semanas, los políticos nos intentarán vender el oro y el moro, se harán más visibles ¡por fin pisarán las calles! y les veremos besuqueando a la gente en los mercados, lugares que sólo pisan en campaña electoral, sólo hay que recordar a Zapatero cuando le preguntaron por el precio de un café y él respondió sin rubor alguno que un café cuesta 80 céntimos, prueba inequívoca de que los políticos viven en un mundo ajeno al del resto de los mortales.

Hoy todos los medios se hacen eco de las encuestas del CIS, en ellas se da mayoría absoluta al Partido Popular en Madrid, tanto en las autonómicas como en las municipales. Todo indica que va a ser así, para alegría de algunos y disgusto para otros.

Afortunadamente, Madrid es una de las regiones más prósperas de España, pese a la crisis pero, la tasa de paro y el endeudamiento bestial que padecemos ha dado lugar a la paralización de las grandes obras que antaño se presentaron a bombo y platillo, por no hablar de la morosidad de las Administraciones Públicas que está acabando con infinidad de pequeñas empresas. Con este panorama, ¿qué es lo que nos quieren vender estas elecciones? ¡si no hay dinero!

El espectáculo acaba de empezar, será similar al ordinario programa de los pandilleros del Sálvame pero versión politiquera, sólo espero que esto pase pronto y que, gane quien gane, tenga en cuenta que los madrileños estamos hartos de la mediocridad de los mítines electorales, hartos de ver sus caras sonrientes en todo tipo de soporte publicitario y mucho más hartos del bochornoso espectáculo que nos ofrecen día sí y día también.

Feliz campaña electoral y recordad que los que siempre pagan la cuenta somos nosotros, no ellos.