Hoy el día nos trae un nuevo disgusto, Amy Winehouse ha muerto, nos ha dejado tristes y un poco más solos pero tenemos su música y el recuerdo de los buenos momentos que hemos pasado con ella.

Hasta siempre Amy, descansa en paz.