El ventoso Marzo nos trae la primavera y un nuevo número de EMNMM en el que disfrutaremos del primer anuncio primaveral en el parque de La Quinta de los Molinos, después iremos a otro parque, uno de los parques más bellos de Madrid, para descubrir un tesoro oculto bajo tierra, el Búnker del Capricho.

Subiremos con C. Kant al Tren de la Fresa y disfrutaremos de los primeros frutos de la primavera en Aranjuez, una de las ciudades más bellas de la Comunidad de Madrid. Después nos iremos al otro lado del Mediterráneo de la mano de Alejandra Abulafia para que nos enseñe Tel Aviv, un oasis de libertad, la ciudad más abierta y cosmopolita de todo Oriente Medio.

El personaje del mes es Blanca del Rey, una flor silvestre, la gran dama del flamenco que ha compartido con nosotros sus recuerdos y los momentos más entrañables de su vida y de su arte con una entrevista realmente deliciosa. Otro tipo de arte, el de la pintura y la escultura,  nos lo trae Lucie Geffré, una de las grandes pintoras que tenemos en nuestro país que nos abre de par en par su estudio de la Casa de Velázquez para mostrarnos su impresionante trabajo.

El canadiense Paul André Larocque, recientemente galardonado con importantes premios de fotografía en su país, nos hablará de su trabajo, de su relación con Madrid y por supuesto nos muestra alguno de sus proyectos.

Después de la resaca de los Goya y los Oscar, Pilar Sarro nos presenta el festival de cine independiente Margen, que este año celebra su segunda edición. Del cine pasaremos al teatro con uno de los grandes de la escena, el sevillano Antonio Dechent que ha sido entrevistado por Antón Martí.

La banda sonora de este número la pone el joven grupo madrileño Apeks. Con su ritmo en la cabeza nos iremos de compras con Alejandra Sanz a Theorema. Después iremos a comer con Carmen Martínez de Artola a uno de los lugares más exclusivos de la ciudad Ramsés y finalizaremos nuestro recorrido en Soul, un nuevo local con música negra en directo todos los días de la semana.

Espero que disfrutéis de este número tanto como lo hemos disfrutado nosotros preparándolo.