Faltan pocas horas para que despidamos este fatídico 2013 y lo último que haremos los españoles este año será mirar como las manecillas del Reloj de Gobernación marcan las doce y al son de las doce campanadas comeremos las doce uvas de la suerte para entrar con buen pie en 2014, un año que esperamos que venga cargado de la prosperidad que todos ansiamos.

Si antes de que den las campanadas quieres saber más sobre el reloj de la Puerta del Sol y el por qué comemos uvas al empezar el año, echa un ojo al artículo que hemos preparado en el número de diciembre de Es Madrid no Madriz Magazine.

Este es el último post de 2013, así que aprovecho la ocasión para deseados un feliz 2014.

¡Hasta el año que viene!