Ayer tuve el placer de asistir al Circo Price para ver CRECE 2010, un estupendo espectáculo de circo contemporáneo. Dicho así no suena muy sugerente, incluso es posible que dijas; ¡bah! seguro que se trata de un espectáculo infantil o raro, de esos que van de modernos y a los que vas una vez y nunca más. Si piensas esto te equivocas, se trata de un curioso y elegante espectáculo que sorprende de principio a fin.

Los quince jovencísimos artistas cuentan una historia sencilla y cotidiana mediante la danza, teatro, acrobacias y malabares, una historia de violencia y belleza con golpes de mucho humor, como en el caso de la puesta en escena del magnífico malabarista y showman Jordi Querol, que representa un número realmente divertido.
Un detalle a tener en cuenta en este espectáculo es la juventud de los artistas que, proceden de diferentes países y están recién salidos de la escuela de circo, algo que le da mucha frescura al espectáculo pero también algunos riesgos que ellos superan con mucha profesionalidad.

La calificación "madroñera" de Es Madrid no Madriz de esta obra es 7 madroños.

CRECE 2010
Hasta el 30 de septiembre de 2010

Teatro Circo Price
Ronda de Atocha, 35