Desde hoy, hasta el día 21 de agosto, más de un millón de peregrinos vendrán a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que contará con la presencia del papa Benedicto XVI.

No cabe duda que la organización de eventos de este tipo en una ciudad como Madrid, genera unas molestias, sobre todo en temas de seguridad, pero también beneficios, especialmente en la promoción de nuestra ciudad, por ello este tipo de eventos son muy importantes y necesarios, más en estos tiempos de crisis.

También es cierto que la presencia de un líder religioso tan importante como es el Papa, genera alguna que otra polémica. Hay gente que no comulga, y nunca mejor dicho, con los dogmas de la Iglesia Católica y se muestran críticos con esta celebración, algo que entra dentro de la normalidad, cualquier personaje tiene sus detractores y sus admiradores, la vida es así.

Desde Es Madrid no Madriz quiero aprovechar para dar la bienvenida a todos los han venido a Madrid, espero y deseo que se sientan como en casa y que vuelvan a visitarnos otra vez.

¡Bienvenidos!