Posiblemente, el animal marino con peor fama del mundo es el tiburón, pese a que hay otros seres en el mar mucho más peligrosos y que son más fáciles de toparse con ellos.

En el Pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico, podemos ver una escueta pero interesante muestra sobre tiburones. Se trata de una exposición que intenta concienciar sobre la necesidad de poner fin a la leyenda negra que pesa sobre los tiburones y alertar sobre la necesidad de protegerlos.

Obviamente en Madrid no hay tiburones, sólo en el Zoo pero, en nuestras costas, hay más de 90 especies, la mayoría inofensivas para el hombre y las que se supone que son peligrosas, no lo son tanto ya que es muy difícil tener un encuentro con ellas.

Se calcula que al año unas cinco personas mueren por ataques de tiburones en todo el mundo, ¡sólo cinco! ni que decir tiene que hay muchas más muertes por picaduras de insectos tan comunes como las abejas o las avispas.

¿Por qué tienen tan mala fama los tiburones?

Las milenarias leyendas de monstruos marinos o películas como la de Spielberg, han creado en nuestro imaginario colectivo un verdadero monstruo, algo similar a lo que ocurre con los lobos.

La historia del lobo es muy similar a la del tiburón, durante siglos hemos vivido con el temor a ser atacados por lobos despiadados en el monte. Como en el caso de los tiburones, la posibilidad de ser atacado por un lobo es casi nula pero las leyendas y los cuentos, como el de Caperucita Roja, nos han metido la “semilla” del miedo en nuestra mente, desde pequeños, de generación en generación, siglo tras siglo.

La imagen que tenemos actualmente de los lobos ya no es de temor, los hemos aceptado y los protegemos, después de pagar un alto precio eso sí, hubo un tiempo que los lobos estaban casi al borde de la extinción.

Los tiburones pese a compartir la misma leyenda negra que el lobo no corren la misma suerte, siguen siendo temidos y odiados injustamente. Posiblemente, las pocas simpatías que inspiran los tiburones nos hagan mirar a otro lado ante la matanza indiscriminada que sufren estos seres.

La cultura china tiene la creencia de que los tiburones son resistentes al cáncer y a otras enfermedades, por ello la medicina popular e incluso la gastronomía china, son los mayores responsables de la aniquilación de los tiburones de nuestros mares. Al día son capturados en todo el mundo miles de tiburones a los que se les cortan las aletas y, después, mutilados pero vivos, son devueltos al mar, condenándoles a una muerte horrible. Esto sucede todos los días, en todos los mares y casi nadie hace nada para evitarlo.

Entre todos hemos logrado acabar con las matanzas de ballenas y de focas, excepto algunos países que se niegan a ello, gracias a la presión de la sociedad, por ello es hora de que empecemos a luchar por estos seres que surcan los mares desde hace millones de años, no podemos dejarlo para mañana, hay que actuar ya.

La exposición A favor de los tiburones, un mar de esperanza, está organizada por la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos. En ella podemos ver unas impresionantes fotografías, maquetas a tamaño real de diferentes especies de tiburones e impactantes vídeos que tienen como único fin, concienciar a la población de la necesidad de proteger, respetar y admirar a los tiburones.
Pabellón Villanueva del Real Jardín Botanico
Hasta el 1 de septiembre
Horario:
10:00 - 20:30h

Gratuito previo pago de la entrada al Jardín