Interpretarse a uno mismo no es nada fácil y mucho menos fácil es hacer el autorretrato de uno mismo con humor y cantando. Esto lo logra a la perfección el argentino Juan Pablo di Pace en su obra “Primer Acto” que estrenó hace unos días en el Teatro Arenal.

La semana pasada fui al estreno de esta obra que, para ser sincero, he de decir que cuando iba hacia el teatro lo único que sabía era que se trataba de un monólogo, algo que me provocaba algo de repelús. No es porque no me gusten los monólogos, que me gustan, los hay realmente buenos pero creo que últimamente hay demasiados monólogos en la cartelera y muchos más monologuistas que abusan de una manera exagerada del chiste fácil, haciendo que lo que antes era fresco y divertido hoy sólo es más de lo mismo. Como decía, fui al teatro sin saber muy bien lo que iba a ver, tampoco conocía a Juan Pablo di Pace, sólo sabía lo que ponía en el cartel del teatro, decía que había participado en la serie de televisión Física o química, motivo que, junto a lo que decía anteriormente sobre los monólogos y monologuistas, me daba algo más que repelús.

Una vez dentro del teatro, cuando se apagaron las luces y comenzó la función, llegó la primera sorpresa, se trataba de un monólogo cantado, como si de un pequeño musical se tratara con un estilo muy muy anglosajón, cosa que me pareció bastante original. La segunda sorpresa fue la voz de di Pace, realmente bonita y muy bien cuidada, pasando de un estilo a otro muy diferente sin esfuerzo. Desde ese momento me enganché a la obra y seguí con atención todo lo que ocurría en el escenario, que sólo contaba con la presencia de di Pace y un estupendo pianista.

La obra es un autorretrato de Juan Pablo di Pace en la que cuenta las aventuras y desventuras de su carrera profesional, es una obra fresca, original, divertida y muy valiente que deja ver sin tapujos a un artista de los pies a la cabeza al que auguro un futuro exitoso, su pasado ya lo es, ha trabajado junto a Meryl Streep en la película Mamma Mia y también ha pisado los escenarios de la Gran Vía madrileña en los musicales Más de 100 mentiras y Fiebre del Sábado Noche.




Primer Acto
Teatro Arenal