Estos días podemos ver en la televisión un anuncio de Coca-Cola con el que se pretende recuperar una afición muy nuestra, los bares. San Bar-tolo “el día de todos los bares” que es así como han llamado a esta campaña publicitaria, nos recuerda que de toda la vida los bares han sido la mejor red social que hemos tenido, la real, en la que nos vemos las caras.

Esta campaña publicitaria no se queda solo en un anuncio de televisión, va más allá y el próximo 29 de junio en Madrid y en otras ciudades de España se celebrará “San Bar-tolo, un día en el que se rendirá tributo a los bares y a los camareros como agradecimiento a todo lo que estos lugares y sus trabajadores nos han aportado en nuestra vida porque los bares siempre han sido el lugar donde nos hemos reunido con los amigos, donde hemos charlado, donde hemos ligado, donde hemos contado nuestras penas y nuestras alegrías, incluso donde hemos trabajado.

Este día, también se le rendirá tributo a los camareros a través de “la pajarita” creada por Coca-Cola para homenajear a esas figuras auténticas y entrañables, capaces de conseguir que en el bar te sientas como en casa. Y por Coca-Cola San Bar-tolo, con pajarita y de bares, a Coca-Cola se le ocurre acompañar con “las bartolinas”, que serán las tapas típicas en este día de todos los bares.

Hay bares para todos los gustos pero son muy pocos los bares en Madrid que podríamos decir que son los de toda la vida, el típico bar que se nos viene a la mente cuando hablamos de ellos. Uno de esos bares, de los típicos, se encuentra en Mesonero Romanos 15, en una de las calles que cruzan la Gran Vía. Villa de Verín, que es así como se llama, es un bar gallego que lleva sirviendo el mejor lacón con grelos de Madrid desde hace décadas. Este bar tiene el encanto del bar de toda la vida y, además, por estar muy cerca de una conocida emisora de radio, es parada obligatoria de muchos personajes populares y famosos. Por su barra han pasado desde Bruce Springsteen a José Feliciano. No es raro estar compartiendo barra con cantantes, actores o músicos mientras te tomas unas tapas, lo que demuestra que todos somos de bares.