Por fin llegó San Isidro, la festividad en la que los madrileños nos vamos de verbena para disfrutar de las fiestas más castizas de Madrid, que este año parece que vienen acompañadas de calor, así que no hay necesidad de tirar los botijos al santo.

Disfrutad de las fiestas y nos vemos en la pradera.

¡Viva San Isidro y viva Madrid!