Se acaba el 2008, en cuestión de horas volveremos a mirar el reloj de la Puerta del Sol y comeremos las 12 uvas esperando que en el 2009 se cumplan todos nuestros deseos.

Si piensas ir a la Puerta del sol a tomar las uvas este es el programa que acaba de aparecer en la web de la Comunidad de Madrid.

Desde las 20:00 horas del día 31, un espectáculo de luz, sonido y color se proyectará en la fachada de la Real Casa de Correos con imágenes que mostrarán el ambiente que se vive en otras plazas y rincones de la región como Aranjuez, Chinchón o El Escorial, así como en otros puntos de la capital como la Plaza de Oriente, la Plaza Mayor o el Parque del Retiro.

Las imágenes se podrán ver a través de dos pantallas gigantes de 18 metros de altura por 12 de ancho, colocadas a derecha e izquierda de la puerta principal del edificio. En el suelo de la plaza se instalarán ocho proyectores de luz de color para una iluminación panorámica de la fachada y la música, que irá creciendo en intensidad conforme se acerquen las doce campanadas.

Alrededor de las 22:00 horas, el hasta entonces fondo azul del edificio se transformará en rojo y siete globos gigantes de helio formarán la bandera de la Comunidad de Madrid. Una hora antes de dar por finalizado 2008, cuatro cañones de confeti lanzarán obleas simulando una gran nevada y endulzando a quienes esperan para tomarse las uvas. El dulce, comestible y ecológico, se disolverá posteriormente con el regado de la plaza.

Las doce campanadas

Quince minutos antes de las doce uvas, Turismo Madrid presentará en la fachada de la Real Casa de Correos el espectáculo audiovisual 'Madrid loca por ti, MADrid About you'. En él se ofrecerán sugerencias de una región abierta al visitante, y cómo no, a los habitantes de la propia Comunidad, madrileños de todos los rincones del mundo a los que se muestra una variada oferta de turismo: gastronómico, de ocio, de deportes, de negocio o familiar.

A las 23:59 horas, la atención estará centrada en las tradicionales campanadas del reloj de la Puerta del Sol, por lo que esas grandes pantallas desaparecerán. Tras las doce uvas, doce palmeras pirotécnicas surgirán detrás de la Torre del Reloj dando paso a tres minutos de espectáculo pirotécnico donde el color, la música, el humo, el ruido y la fiesta, nos proponen un Feliz Año 2009.