El año pasado la Gran Vía fue agasajada y mil veces felicitada por su centenario. En estos cien años, que se dice pronto, por la vía más famosa de España ha pasado de todo, en ella y, más concretamente en los escaparates de sus tiendas, se ha visto reflejado el paso del tiempo.
Se habla mucho de la desaparición de los cines de la Gran Vía pero poco o nada se dice de la desaparición de comercios de toda la vida que, por los mismos motivos, han tenido que echar el cierre para siempre durante los últimos años.

Uno de esos comercios que recientemente han cerrado sus puertas al público es la tienda de regalos Samaral. Esta tienda se encuentra en el número 7 de la Gran Vía y abrió sus puertas en 1934. Por este negocio han pasado grandes personajes como Ava Gardner, Anthony Quinn, Anita Ekberg, Elisabeth Taylor, Esther Williams o la mismísima Marlene Dietrich.

Tres generaciones han conservado el negocio y de ellos, y de la historia de este local os podéis informar en el magnífico artículo de la web Madrid Villa y Corte.

Este local es parte importante de la vida de la Gran Vía y de los madrileños, incluso en su escaparate, que en sus tiempos fue todo un alarde de originalidad, se conservan las huellas del tiempo, como este impacto de metralla de la Guerra Civil.

Samaral ha cerrado definitivamente, entre otras razones, la crisis es una de las responsables de su desaparición.
Ojalá no cierren más negocios y ojalá los futuros dueños de este local sepan conservar su escaparate y el curioso rótulo que da nombre a la tienda.