Un día como hoy, hace diez años, ocurrió algo que nos cambió la vida y no sólo eso, estoy seguro de que todos recordamos dónde y qué hacíamos más o menos a la hora de la comida del 11 de septiembre de 2001.

Ese día yo no había ido a trabajar porque tenía una cita con el médico, me encontraba en casa mirando el callejero de Google para localizar la clínica del médico cuando vi por la tele las imágenes de una de las torres del WTC con una gran humareda. Subí el volumen de la televisión y, minutos después vi como un avión impactó contra la otra torre. Justo en ese momento fui consciente de lo que estaba pasando, más tarde se conoció la dura realidad.
Recuerdo como si fuese ayer a la gente mirando con la boca abierta las televisiones de los bares y comercios, concretamente uno de imagen y sonido en la calle López de Hoyos, tenía el escaparate repleto de televisores que multiplicaban las terribles imágenes del colapso de la primera torre. Todos mirábamos en silencio las pantallas y todos decíamos lo mismo, no lo podíamos creer, era como una película, pero sin Bruce Willis matando a los malos.

Hoy en todo el mundo se conmemora el décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, una fecha que recordamos con horror.
Desde aquel fatídico día, nuestras vidas han cambiado de una manera sustancial, no sólo emocionalmente, cualquier pequeño detalle, como subirse a un avión ya no es igual que antes, el mundo ha cambiado y nosotros también.

Decir que diez años son suficientes como para pasar página, como he leído en algunos medios de comunicación, me parece ridículo, por no decir que es una majadería. Es posible que el paso del tiempo nos haga tener la falsa sensación de que aquello fue una especie de sueño lejano. También es posible que la aniquilación del monstruo de Bin Laden, nos haga sentirnos más seguros pero no es así, la amenaza terrorista existe y las víctimas también, por ello creo que es necesario rendir homenajes a los héroes asesinados el 11-S, recordemos que nosotros también tuvimos nuestro 11-M.

Hoy, en el cine Callao, gracias a Canal Historia, se recordará el 10º aniversario de los atentados con la proyección en alta definición del documental ganador de 4 Emmy “102 minutos que cambiaron EE.UU”.

El documental se proyectará a las 12 h en el cine y en las pantallas gigantes del exterior.



Sirva este post para rendir homenaje a todas aquellas personas que fueron asesinadas por los fanáticos terroristas, así como mi apoyo a todas las personas que perdieron a sus seres queridos aquel día. Mi cariño está con ellos y con la ciudad de Nueva York, una ciudad que adoro y donde he vivido alguno de los mejores momentos de mi vida.