El miércoles dio comienzo la trigésimo segunda edición de Fitur, la Feria internacional del Turismo, con la presencia de los Príncipes de Asturias.

Este año la feria es más austera que nunca, se acabaron los días de vino y rosas, lejos quedaron aquellas ediciones en las que las tapas y el vino corría como en las bodas de Caná. La crisis ha acabado con todo ello y, a mi juicio, ha puesto un poco de orden a tanto exceso innecesario.

Otro de los efectos beneficiosos de la crisis, ha sido la optimización de recursos. En el caso del stand madrileño, tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid, han hecho piña presentando a nuestra ciudad y nuestra región en un solo stand. No es el único recorte, además, el espacio expositor también se redujo un 20 por ciento respecto a ediciones anteriores.

Madrid en Fitur tiene un objetivo claro, seguir potenciando y liderar el sector turístico tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.
La Comunidad de Madrid, el pasado año 2011, ha superado los 10 millones de turistas, de los que 8,3 millones corresponden la ciudad de Madrid, esto supone todo un récord histórico y unos beneficios para Madrid y para el resto de España muy importantes sobre todo en estos tiempos tan duros.

En el stand madrileño, austero, decorado en tonos blancos y negros, que recrean una especie de plaza mayor, quiere mostrar al mundo entero nuestras excelencias, centrándose en la inmensa oferta cultural y deportiva, así como la rica y variada gastronomía, sin olvidar el turismo de las compras. Madrid es ya uno de los destinos favoritos europeos para ir de compras.

Hoy jueves ha sido el día grande de Madrid y ha contado con la presencia de la Alcaldesa y la presidenta de la comunidad, que han hablado de los espectaculares datos madrileños en materia de turismo y han reiterado su apoyo para convertir a nuestra ciudad en un referente mundial, poniendo como ejemplo a la ciudad de Nueva York, con la que mantenemos estrechas relaciones de colaboración desde 2007.
Este año Fitur ha sido el escenario para la renovación del acuerdo de colaboración turística entre Madrid y Nueva York, una alianza que servirá para seguir difundiendo la cultura y la gastronomía, así como en número de visitantes entre las dos ciudades.

En el stand de Madrid también podemos encontrar información sobre destinos menos urbanitas de nuestro territorio. Sin salir de la Comunidad de Madrid podemos disfrutar del tiempo libre, en los parques regionales, en montañas que superan los 2.300 metros de altura, realizar todo tipo de deportes náuticos, rutas por calzadas romanas, rutas medievales, castillos, palacios, diversos ecosistemas que van desde el alpino a las estepas, pasando por bosques mediterráneos, disfrutar de buena gastronomía y un sinfín de opciones culturales y de ocio que en Fitur podemos descubrir los madrileños y los que nos visitan.

El stand de Madrid está en el pabellón 9 de IFEMA y abrirá sus puertas al público en próximo sábado.